ORGASMO FEMENINO

El orgasmo femenino ha sido el gran desconocido a lo largo de la historia. Historia marcada por una sociedad patriarcal que anulaba el disfrute y la sexualidad femenina. Las mujeres nos resumíamos en seres que proporcionábamos placer al género masculino. Meros objetos de placer masculino.

 

Con el paso de los años, se han ido haciendo más investigaciones sobre el orgasmo y el placer femenino. Investigaciones clarificadoras para

Para entender bien el orgasmo femenino debemos tener en cuenta varios factores:

-     Según datos recientes se sugiere que la estimulación del clítoris es muy importante y crucial en la producción del orgasmo, mientras que la estimulación vaginal, aunque muy placentera, probablemente contribuye en mínima medida a desencadenar el reflejo del orgasmo en la mayor parte de las mujeres. Teniendo en cuenta este dato, podemos estimularnos de una manera más eficaz y certera.

 

-     La intensidad en la estimulación del clítoris va a variar según la actividad concreta de la actividad sexual. La mayor intensidad obtenida es con la estimulación táctil directa sobre el clítoris, o presión sobre éste. En forma paradójica, en la realización del coito se estimula suavemente, siendo a menudo insuficiente para desencadenar el reflejo orgásmico ¡Así que manos a la obra, o mejor dicho al clítoris!

 

-     La cantidad de estimulación necesaria, para desencadenar el orgasmo, varía enormemente no sólo de una mujer a otra sino de igual forma en diversas circunstancias, una mujer excitada por su marido o ser amado puede alcanzar el orgasmo con pocos impulsos coitales, requiriendo mayor estimulación a todos los niveles si el acto sexual es realizado, con personas no amadas o en situaciones emotivas no favorables para ella.

 

Esto nos obliga a establecer un gran abanico en el cual cabe una gran diversidad de respuestas. No se puede hablar del orgasmo femenino de una única forma, ni de una sola respuesta, ya que interfieren múltiples factores.

 

El orgasmo puede ser inhibido por múltiples causas de tipo orgánico y psicológico, pero, excluyendo las causas orgánicas, todas las demás tienen un factor común: la angustia generada por la causa profunda que desarrolla en el inconsciente de la paciente un mecanismo de defensa contra dicha angustia, que consiste en un HIPERCONTROL sobre su respuesta sexual por temor a las conductas propias suscitadas por el abandono a sus sensaciones, conductas que se fantasean como productoras de males tales como sentimientos de culpa, remordimientos, desvalorización personal e, incluso, en casos más patológicos, como de destrucción y muerte. Esta es la causa inmediata específica de los trastornos orgásmicos: EL HIPERCONTROL Y LA CONTENCIÓN DE SU PROPIA RESPUESTA SEXUAL COMO MECANISMO DE DEFENSA FRENTE A LA ANGUSTIA.

 

Existen menos datos de los diversos factores orgánicos que provocan la disfunción sexual en la mujer con relación a los que se conocen acerca del hombre.

 

Mi CUPICONSEJO es muy simple. Es conocer el propio cuerpo, es dejar a un lado las tabúes, miedos, angustias y auto explorarse sin remordimientos. Es disfrutar de los placeres que el cuerpo nos proporciona. Es aceptar nuestro cuerpo. Es no pretender estar a la altura para nadie, solo para nosotras. Es valorar, mimar, querer y aceptar nuestro cuerpo y nuestra sexualidad con la mayor naturalidad posible.

¡VIVE, AMA Y DISFRUTA DE TU SEXUALIDAD!


LES QUIERO CON MUCHO HUMOR
Les recuerdo que pueden seguirme a través de:
Facebook / Pinterest / Google+: La Mirilla De Cupido
Twitter: @mirilladecupido
Gmail: lamirilladecupido@gmail.com