Y TÚ... ¿DE QUÉ ORIENTACIÓN SEXUAL ERES?

Hoy por hoy, parece que hay una gran necesidad de ponernos etiquetas. Adjetivos calificativos que nos definan como personas. Ser esto o ser lo otro, esto si, esto no. Buscar etiquetas que te integren o te excluyan de un grupo mayoritario o minoritario, que te identifique con un grupo de iguales.

Miles de etiquetas para definir nuestra condición sexual, gustos, preferencias...

No profundizaremos en las definiciones, ya que es algo tan simple como buscarlo en internet. Prefiero que a raíz de las definiciones hagamos una pequeña reflexión sobre ellas.


Veamos solo algunos ejemplos que existen para definir nuestra condición, gustos o preferencias en el terreno sexual:


- HETEROSEXUAL: este término hace referencia a la relación " erótica" entre personas de diferentes sexos (Hombre - Mujer). Actualmente es la condición más socialmente "aceptada". Desde mi punto de vista, se cataloga como "normal" (cada día aborrezco más esa palabra), debido a la influencia de las religiones en el mundo.


- HOMOSEXUAL: se sienten atraídas por personas de su mismo sexo. Se utiliza el término gay para referirse a los hombres homosexuales, y lesbiana a las mujeres.



- BISEXUAL: se entiende a la orientación sexual de una persona que se siente atraída tanto de personas de su mismo sexo como del sexo contrario.


- ASEXUAL: es la falta de atracción sexual. No es un celibato, ni una abstinencia voluntaria. Es la ausencia del deseo sexual.

Las personas asexuales, pueden enamorarse, pueden vivir en pareja y mantener relaciones amorosas, pero no sentirán ese deseo carnal.

Quiero mostrar mi más sincero respeto a estas personas. Personalmente, me cuesta entender una vida sin ningún tipo de deseo sexual. Creo que hoy por hoy, en la sociedad hipersexualizada que vivimos, "sobrevivir" como asexuales, me parece que son unos auténticos supervivientes y héroes. Una sociedad, en la que todo lo que entra por nuestros ojos, vía internet, televisión, marketing o del tipo que sea, tiene una carga erótica descomunal, como gancho al consumo. Y a pesar de todo esto, que estas personas no sientan ni padezcan ningún tipo de estímulos, debe ser admirable.

Este colectivo sufre mucha presión social, llamándolos raritos. Dicha presión es más fuerte en el género masculino, ya que los catalogan de gays por no tener ese deseo sexual y no cumplir "como un hombre".  Destacar la diferencia que existe entre las personas asexuales y las impotentes o frígidas, que estas últimas, si tienen deseo o pulsión sexual.


- PANSEXUAL: este concepto no está recogido por la RAE. Se entiende como pansexual a las personas que se sienten atraídas por otras personas más allá de su género. Esto quiere decir que se sienten atraídas por la persona en su totalidad, sin tener en cuenta el sexo o género, ya sean hombres, mujeres, transexuales... También se conoce este concepto como trisexual u omnisexual.

Es un término hasta el día de hoy bastante desconocido, pero que poco a poco se va integrando en nuestra sociedad gracias a una mentalidad mucho más abierta en el campo.


- DEMISEXUAL: las personas demisexuales no sienten atracción sexual, a no ser que tengan un fuerte vínculo emocional con esa otra persona. Esto no quiere decir que sean asexuales, ni mucho menos, simplemente que el deseo que sienten hacia alguien está estrechamente ligado a una conexión emocional. Digamos que viven una sexualidad romántica y necesitan el amor para establecer relaciones sexuales, y no se dejan llevar por la atracción o deseo primario y primitivo del ser humano.



- SAPIOSEXUAL: Este concepto no está catalogado como orientación sexual. Pero quería incluirlo como un tipo de atracción sexual. En mi caso, me considero sapiosexual, ya que me siento atraída por la inteligencia de las personas. En mi caso no hablo que me atraiga un alto CI, si no la capacidad de desenvolverse en la vida (Inteligencia emociona), la creatividad, originalidad, la capacidad de análisis, la capacidad de superación, las habilidades sociales, e incluso el humor sarcástico e irónico.

Siento una profunda debilidad por las personas imaginativas y ocurrentes, que estimulan mi cerebro mucho más que una simple atracción física.


Para más información PINCHA AQUÍ.


- POLIAMOR: concepto que cada día se extiende mucho más en nuestra sociedad. Este concepto implica amar a varias personas a la vez de una manera consensuada por todas las partes.

Este término está culturalmente confundido con la poligamia, que significa que un hombre tenga varias esposas.

Las personas que practican el poliamor, consideran que se pueden mantener varias relaciones simultaneas, sin necesidad de ser infiel, debido a que todas las partes comparten la misma ética y filosofía. Dejan a un lado las restricciones morales, sociales y culturales de la monogamia, y disfrutan de una vida sexual y amorosa a varias bandas.

Muchos conceptos para definir a una misma persona. Encasillar y catalogar parece que se nos da bastante bien.

Entiendo la necesidad de crear conceptos que ayuden a definir nuestros gustos, nuestra forma de ser, de pensar ... está bien. Ayuda a definirnos como persona e incluso a incluirnos y excluirnos de grupos. ¿Pero hasta que punto debemos tener en cuenta estas etiquetas? ¿Cuánto de beneficiosas son?

Cuando nos relacionamos con alguna persona, ¿qué más da con quien se acueste debajo de las sábanas?, ¿qué importa sus preferencias sexuales?

La orientación sexual de cada persona es parte de la intimidad de cada un@. Mirar a una persona a los ojos, entablar una conversación, o una relación del tipo que sea, debe estar muy por encima de sus preferencias sexuales.

Soy la misma persona, la misma compañera de trabajo, la misma amiga, la misma vecina, indiferentemente con quien me meta en la cama. Sigo manteniendo mis mismos valores, mis mismos sentimientos, pensamientos y emociones, indistintamente de mi orientación sexual.

Pero hoy por hoy, no usamos estos conceptos simplemente para definir algo más de nuestra forma de ser o sentir, si no para excluir a las personas, y lo más llamativo para desprestigiar a la persona como "raros", "frikis" o etiquetas despectivas, en vez de usarlas como un dato más, de como siente y vive esa persona.


Cupider@s debemos trabajar (y no digo luchar) por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres.

Sea cual sea tu orientación sexual, te guste quien te guste. Piensa que tod@s tenemos el DERECHO y el DEBER de ser LIBRES. Libres de pensamiento, sentimiento y actos, libres para decidir lo que sentimos, lo que pensamos y lo que amamos, y que nada ni nadie, nos impida ser FELICES.


Recuerda Cupider@ que ser libres no es solamente desamarrarse las propias cadenas, si no vivir en una forma que respete y  mejore la libertad de los demás (Nelson Mandela)


LES QUIERO CON MUCHO HUMOR
Les recuerdo que pueden seguirme a través de:

Facebook / Pinterest / Google+: La Mirilla De Cupido

Twitter: @mirilladecupido

Gmail: lamirilladecupido@gmail.com